Ventajas de un holding ETVE en España

Un tipo de sociedad cómo un holding tiene muchas ventajas

Emprender un negocio supone fijarse unos objetivos, diseñar un plan de acción y sortear toda clase de obstáculos para alcanzar la meta. No suena fácil, ¿verdad? Pues seguramente de eso sabes tú más que nosotros, porque si estás leyendo esto probablemente tengas algún problema que necesites resolver. En este artículo te ayudaremos con uno de los obstáculos del quebradero de cabezas más difícil al que se enfrentan muchas PYMES: la internacionalización. Te presentaremos una solución que te ayudará a mantener en orden a tus empresas en el extranjero y a evitar la doble imposición sobre tus inversiones, esta solución es conocida en España como holding ETVE.

¿Qué es un holding ETVE?

Te preguntarás, ¿qué es un ETVE? Una entidad de tenencia de valores extranjeros (ETVE) es una empresa española, es decir, que está registrada en España y que la mayor parte de su actividad económica se desarrolla dentro de este país, la cual tiene dentro de su objeto social la gestión y administración de fondos propios de otras empresas no residentes en dicho país. Lo que hace especial a este tipo de holdings es lo siguiente:

Cuenta con exención del Impuesto sobre Sociedades por la porción de renta que provenga de la repartición de los dividendos de las empresas participadas, así como por la plusvalía resultante de la venta de las participaciones en dichas entidades;

Los accionistas de la ETVE no residentes en España

Contarán con la exención de retenciones por la distribución de dividendos del holding, así como de la plusvalía por la venta de las participaciones de esta entidad.

En otras palabras, un holding ETVE permite a inversionistas internacionales no residentes en España canalizar sus inversiones a través de esta empresa, con un impacto fiscal igual a cero. Para lograr esto, se utiliza una empresa española para invertir en los fondos propios de otras empresas en el extranjero. En otro artículo ya hemos hablado sobre los abeneficios de un holding, así que, si queréis saber más de estructuras corporativas, os recomendamos que leáis aquel artículo también.

España diseñó el sistema de holding ETVE para competir con estructuras de holding que florecieron en Países Bajos y en Luxemburgo. Esos países tienen unas de las redes más amplias de tratados para evitar la doble imposición. Sin embargo, España también tiene una buena red de tratados de doble imposición, incluyendo la red de tratados más extensa y beneficiosa con Latinoamérica, por lo que, si tu proyecto de expansión es hacia algún país de esa región, sin duda España es la mejor jurisdicción donde registrar el holding que encabezará tu grupo empresarial. Si quieres saber más sobre cómo funcionan los tratados de doble imposición, os recomendamos este artículo sobre el nuevo tratado de doble imposición entre España y Estados Unidos.

Lo maravilloso del holding ETVE, además de los beneficios fiscales, es que cualquier tipo de empresa española puede acceder a este régimen. Como ya hemos explicado antes, según el Ministerio de Economía la mayoría de los negocios en España se decantan entre las sociedades de responsabilidad limitada (SL) y las sociedades anónimas (SA), escoger una u otra dependerá del tipo de negocio que tengáis en mente y del capital a tu disposición. El régimen será aplicable tanto para las empresas con ingresos pasivos como las que tengan ingresos activos. El detalle está en que el régimen de exención aplicará sólo a los ingresos descritos arriba que provengan de inversiones en entidades con actividad empresarial en el extranjero, el resto de las rentas tributarán por el régimen general. Para obtener este beneficio, sólo será necesario informar a Hacienda y cumplir con los requisitos legales.

Por supuesto, ciertas condiciones aplican. Para asegurarte de gozar completamente del beneficio, deberás cumplir con las condiciones de un holding ETVE:

Tú, o tu holding, no pueden ser residentes en una jurisdicción calificada como paraíso fiscal por España;
Tus participadas deberán realizar actividades empresariales en sus jurisdicciones de origen y preferiblemente no calificar como empresas patrimoniales según la legislación española, es decir que se dediquen casi exclusivamente a administrar inmuebles y a participar en los fondos propios de otras empresas. Pues al vender las participaciones de dichas empresas no podrás gozar de la exención sobre la plusvalía resultante;

Tus participadas deberán estar sometidas a un impuesto

Similar o análogo al impuesto sobre sociedades, si son residentes en una jurisdicción con la que España tenga un tratado de doble imposición, o algún acuerdo de intercambio de información, se entenderá cumplido este requisito;
La participación de la ETVE en las participadas deberá ser superior al 5% del capital social o, en el caso de ser menor, tener un precio de adquisición de al menos €20 millones;
La inversión de la ETVE en la participada debe ser ininterrumpida durante un período de al menos un año antes de recibir el beneficio.

Como verás, el régimen fiscal de holding ETVE fue diseñado pensando en grandes inversiones, sin embargo, dados los requisitos legales, éste es accesible para PYMEs en proceso de internacionalización. Las ventajas fiscales de este régimen son incuestionables, sin mencionar lo beneficioso de que tu inversión esté registrada en una jurisdicción segura como España, sin embargo, entendemos que la aplicación puede ser compleja. Por ello, recomendamos que contactes a un asesor fiscal antes de llevar a cabo cualquier reestructuración. Si necesitas ayuda con esto, podemos ponerte en contacto con los abogados y asesores fiscales más competentes de España. Simplemente Contacta con nosotros y los mejores prospectos se pondrán en contacto contigo.

Si necesitas los servicios de asesoramiento de un abogado experto en empresa

Por | 2019-11-15T10:44:23+00:00 noviembre 22nd, 2019|Derecho empresarial|