Tipos de contratos en España

Existen diferentes tipos de contratos en España, que depende de las necesidades de la empresa y del tiempo en el que necesita al empleado. Los principales tipos de contratos en España son: los contratos indefinidos, contratos temporales, contratos de experiencia laboral (prácticas), contratos en prácticas y contratos para la formación y el aprendizaje. Dependiendo del contrato pueden existir diferentes beneficios para la empresa, como incentivos fiscales, deducciones sobre la tasa impositiva y deducciones sobre la contribución de la Seguridad Social.

Características contrato indefinido

El objetivo del contrato indefinido es crear una relación laboral sin establecer un límite de tiempo. Puede ser verbal o por escrito, y a jornada completa, parcial o en modo fijo discontinuo. Este es el principal contrato estándar, aunque hoy en día es uno de los menos utilizados.

Hay también diferentes tipos de contratos indefinidos como el contrato estacional permanente (trabajos de temporada), contrato de trabajo indefinido para trabajadores con discapacidad, contrato indefinido de apoyo a emprendedores.

Características contrato temporal

Un contrato temporal tiene el objetivo de establecer una relación laboral entre empresario y trabajador por un tiempo determinado. Este tipo de contrato solo puede establecerse en ciertas circunstancias. Podrá crearse a jornada completa o parcial.

También hay diferentes tipos de contratos temporales, como los de obra o servicio determinado, de reemplazo temporal, eventuales por circunstancias de producción o de de interinidad. Casi siempre los contratos temporales tienen que formalizarse por escrito, pero hay una excepción para los contratos eventuales, por circunstancias de la producción, los cuales pueden ser verbales cuando la duración es inferior a cuatro semanas y a jornada completa.

Características contrato en prácticas

El contrato de experiencia laboral contrato en prácticas es un contrato temporal para realizar las prácticas entre seis meses y dos años a tiempo parcial o completo. Hay dos categorías en este contrato: contratos en prácticas ordinarios y contratos en prácticas para personas con discapacidad. Este contrato tiene que constar por escrito y debe cumplir los siguientes requisitos. Primero, el trabajador debe tener un título universitario o de formación profesional, o equivalente y el contrato no pueden haber transcurrido más de cinco años desde que el trabajador haya finalizado los estudios o siete años si se trata de un trabajador discapacitado. Adicionalmente, la experiencia laboral debe estar relacionada a los estudios realizados por el trabajador. Hay beneficios fiscales para la empresa si transforma el contrato de prácticas a un contrato indefinido.

Características de contrato para la formación y para el aprendizaje

El contrato para la formación y para el aprendizaje es un contrato que combina un trabajo remunerado con formación profesional o educativa. Es un contrato escrito temporal para mayores de 16 años y menores de 25 años que no cualifiquen para el contrato de prácticas. El límite máximo de edad no aplica cuando se trata de personas discapacitadas o con grupos en situación de exclusión social. El contrato dura entre uno y tres años y tiene el objetivo de proveer formación y experiencia laboral a las personas sin una cualificación profesional reconocida por el sistema de formación profesional para el empleo o el sistema educativo.

Este contrato también tiene la condición de que la jornada laboral no podrá ser de más del 75% del tiempo al trabajo durante el primer año, el 85% durante el segundo y tercero, dedicando el resto del tiempo a formación. Está prohibido incluir horas extras y trabajos nocturnos en esta categoría. Hay beneficios fiscales para empresas con estos contratos.

 

Si tienes dudas respecto a tu contrato laboral o eres una empresa y necesitas ayuda a la hora de establecer que tipo de contrato laboral es el adecuando para tus trabajadores, no dudes en ponerte en contacto con LegoLex y un abogado experto te ayudará a resolver tus dudas.

 

Artículo escrito por Luz Solano Florez

Por | 2019-11-15T09:59:08+00:00 noviembre 8th, 2019|Derecho laboral|